miércoles, 8 de mayo de 2019

Mi tratamiento anti acné - Resultados finales

Holaa!!

Esta entrada la tenía que haber hecho a finales de diciembre, que fue cuando acabé el tratamiento. Pero con con los exámenes o y otras cosas, ha ido quedando pendiente.


Las que me seguís recordaréis que empecé el tratamiento con isotretinoína a mediados - finales de febrero de 2018. Empecé con una cápsula de 20 mg al día. Seguí con esta dosis hasta mediados de septiembre. Viendo que el progreso era bueno, el dermatólogo me bajó la dosis a una cápsula de 20 mg cada 2 días. Y así hasta finales de diciembre, donde ya me mandó abandonar el tratamiento. Ya os he ido hablando de los efectos secundarios y de como funciona el tratamiento en las entradas Mi tratamiento anti acné (I), Isdin Acniben Repair (los productos que me ayudaron a mantener la piel bien durante el tratamiento) y  Mi tratamiento con isotretinoína, donde os hablaba del medicamento en sí. En esta última entrada sobre el tratamiento os voy a hablar de resultados.

En mi caso personal, los resultados han sido muy buenos, estoy encantada. No solo ha acabado con el acné, sino que me ha difuminado alguna de las marcas que ya tenía.
Uno de mis mayores miedos era que al dejar el tratamiento me volvieran a salir granos, como me había pasado con las cremas, los antibióticos y la píldora. Tengo que decir que no, que no me han vuelto a salir. Uno o dos contados, pero se han ido rápido.
También había leído por Internet (nunca busquéis algo relacionado con la salud por Internet, todo es cáncer...) que quedaban efectos secundarios de por vida. Nada más lejos de la realidad. Ya ni me acuerdo de haber estado tomando el compuesto. Es más, he recuperado la grasa en la cara y el pelo...
Bueno, de palabra no os puedo decir mucho más. Os dejo dos collages de fotos, uno del antes y otro del después, y podéis juzgar vosotras mismas.
Aviso: Las marcas rojas que se ven en las fotos del después no son granos, sino marcas que ya tenía, provocadas por el acné.

Antes
Después
Quizás en las fotos no se observe tan bien, pero en persona se nota muchísimo!!

Os dejo el vídeo de esta entrada:




Un besazo enorme y gracias por leerme!! :)

Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 1 de mayo de 2019

Terminados 6

Hola!!

Como os comenté en el post anterior, algunas de las entradas del blog tendrán su correspondiente vídeo en YouTube. Podréis decidir si prefeís leerlas, verlas en vídeo, o ¡ambas!

Esta es la primera con vídeo. Lo encontraréis al final de la entrada.

Bueno, vamos al lío. Llevo meses acumulando cosas que ya he acabado. Como son muchas, he decidido dividir la entrada en dos partes. Esta es la primera.


Como siempre, os dejo una foto con todo lo que he gastado esta vez.


Empiezo por los desodorantes. No tienen nada de especial. Son tres desodorantes normalitos. El de Rexona es de algodón. Tiene un olor fresco, como a limpio. El Sanex de tapón melocotón es el Sensitive (huele muy bien, como a talco), Y el Sanex de tapón azul es Extra Control. He de decir que ya he probado varios desodorantes "extra fuertes" de distintas marcas, y me hacen lo mismo que los normales. Además tienen un olor muy fuerte. Así que me quedo con el de algodón de Rexona, que tiene un olor suave y agradable.


Lo siguiente es un gel que se puede utilizar para lavar todo el cuerpo, aunque yo sólo lo utilizo en las axilas (para neutralizar las bacterias causantes del mal olor) y en las ingles y muslos (para unos pelos enquistados que me salen últimamente y son horribles). Me lo ha mandado usar el dermatólogo, aí que ya llevo gastados varios botes. Siempre lo compro con dispensador, porque desperdicias menos producto que con el formato de tapón normal.



De esta cera ya os hable aquí. He intentado aprovecharla por todos los medios, pero ha sodo imposible. Entre los hilitos que hace y que apenas arranca vello... Se va medio tarro a la basura.


De Nivea Bajo la Ducha también tengo una entrada en el blog. Podéis consultarla aquí. Resumiendo: Me compré el bote tamaño viaje porque tenía curiosidad. Había probado una de Natural Honey hace muchos años y dejaba la piel muy pegajosa. El caso es que me gustó y me compré el tamaño de venta. Después descubrí el aceite Oil&Go de Natural Honey y me gustó más. Porque esta crema no deja la piel tan pegajosa como aquella de hace años, pero algo sí deja.


Lo siguiente es el famoso quitaesmalte con acetona de Deliplus. Cumple bien su función, aunque ahora estroy utilizando uno de Babaria y me funcioana mejor.


Siguiendo con Mercadona, otro producto que me encanta es el gel exfoliante de Deliplus. Al ser textura gel, es muy cómo de aplicar, me encanta!! Lo malo que tiene es que tiene microesferas de plástico para realizar el peeling o exfoliación. Estos micropásticos son muy contaminantes. Entre otras cosas, acaban sindo comidos poir los peces. Por ello, pensaba gastar el otro bote que tenía de reserva y dejar de usarlo. Pero cuando fui a Mercadona, me fijé en su formulación, y ahora está hecho con trozos de semillas naturales y ya no contiene plástico (¡¡Genial Mercadona!!). Así que repetiré con él encantada.


Los dos últimos productos que os traigo hoy son para uñas. El primero es un corrector de esmalte que se secó (aún me quedaba una punta sin usar). Cumplía muy bien su función, pero ahora prefiero usar un pincelito o un bastoncillo de esos tan cuquis que venden en Carrefour para maquillaje. Me refiero a los que llevan un lado acabado en punta y el otro lado plano. Seguro que muchas los habréis visto y utilizado.


Por último, una simple lima de dos caras de cartón. Tengo una lima de cristal, pero al final siempre vuelvo a estas limas. Son de lo más cómodo. Con el lado grueso doy forma a la uña u con el fino limo las asperezas que hayan podido quedar.

Esto ha sido todo por hoy. Espero poder publicar una nueva entrada pronto!

Os dejo el vídeo por aquí. Perdonad los nervios, nunca se me dio bien hablar delante de una cámara.


Un besazo enorme y gracias por leerme!! :)

Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 17 de abril de 2019

Presentación canal de YouTube (y otras cosillas...)

Holaa!!

Bienvenidos una vez más a mi blog. Lo comenté por Instagram (quién me siga por allí seguro que ya lo sabe), y hoy lo hago oficial. Hoy estreno canal de YouTube. La idea de este canal es complementar un poco al blog. Hay gente a la que le gusta leer, pero otra prefiere ver las entradas en vídeo. Y hay a quién le gustan ambas cosas. Yo, salvo tutoriales, soy más de leer. Pero, a partir de hoy os doy también la opción del vídeo. No todas las entradas estarán en vídeo. Sólo las que considere oportuno (que serán la mayoría). Puede que haya algún vídeo que no tenga entrada en el blog, pero eso lo veo más raro...



Si os estáis preguntando a qué viene esto de abrir un canal de YouTube, os lo resumo rápidamente. No soy capaz de hablar en público (y delante de una cámara tampoco), por lo que me pareció una forma de ir perdiendo ese miedo a exponerme al público. Hoy en día es muy necesario saber hablar en público, y si esta locura ayuda, pues... ¡adelante!

Espero que os guste la idea. Los primeros vídeos van a ser muy desastrosos, me vais a tener que perdonar. Pero iré aprendiendo y mejorando.



También os habréis dado cuenta (o no...) de que he realizado pequeños cambios en el blog. Nada especialmente significativo. He actualizado mi foto (¡iba siendo hora!), la página Sobre mí y he agregado una página en la que explico que el propósito del blog es divertirme ;) . También he retocado los textos legales. Ahora quedan mucho mejor, ya no parecen un pegote, un copia y pega (que era lo que eran) (lo siguen siendo, pero de una forma más personalizada). Espero que os gusten las modificaciones. A lo mejor en verano trasteo un poco, pero no prometo nada, que el tema código es más complicado de lo que parece...

Por otro lado, comentaros que, Google + cerró definitivamente, por lo que he eliminado el enlace a mi cuenta. También he cerrado mi cuenta de Vero App, no me daba con ella.

Otra cosa que os quiero comentar es que la mayoría de entradas (y vídeos) publicados hasta casi finales de junio serán programados, porque en las prácticas tengo horario de mañana y tarde. Los prepararé los fines de semana para que se vayan publicando.

Espero encontrar los fines de semana un ratito para ir programando entradas y grabando, así esto no estará dormido hasta casi julio.

Un besazo enorme y gracias por leerme!! :)

Image and video hosting by TinyPic

domingo, 25 de noviembre de 2018

25 de noviembre. Mi lucha

Hola!

Sé que hace tiempo que no me paso por el blog. 2º del ciclo que estoy haciendo requiere mucho tiempo. Además, también me estoy preparando para presentarme al examen de B1 de Inglés (mi instituto ofrece una clase de 2 horas (bueno, cada "hora" son 50 min, como las clases del ciclo) en la que hacemos mucho speaking y listening (además tenemos a una ayudante nativa) y algo de reading y writting. Ideal para preparar el examen. No contaba con esto cuando me lo planteé y me viene de maravilla, aunque a veces me siento como un pez trepando un árbol (vamos, que me cuesta mucho entender), pero todo se andará. Voy a empezar a ver películas y series en inglés substituladas en inglés, para hacer oído que es lo que peor llevo.

Además, tengo una idea en mente que va a salir mal bien, aunque sea muy tímida. Probaré primero con las historias de Instagram, pero: ¡Voy a hacerme un canal de Youtube! Me va a costar y va a haber más tomas falsas que yo que sé qué, pero lo haré. Pensaba empezar este finde, pero con el señor catarro que tengo... va a esperar un poco más. Ese es también el motivo de que no me pase por aquí. El próximo post será de terminados y va a tener su versión en vídeo.

(Imagen extraída de http://conviveenigualdad.blogspot.com)

Como me enrollo... Hoy pasaba por aquí en modo reivindicativo. Es 25 de noviembre y este día para mí significa mucho. Representa mi lucha pasada y actual. Bueno, entiendo que no sabéis de lo que hablo. Es normal, tenía pensado publicar una carta que escribí en 2012 sobre el tema en Mi Rincón en un Claro de Luna antes del día de hoy en aquella sección que empecé (Descubriendo a la Gatita presumida), pero al final, entre examen y examen, se me pasó. La podéis leer aquí (en el blog de la orientadora que tenía cuando estudiaba en A Coruña).

Para resumir un poco (prometo subir la carta, pero más adelante), he convivido con un maltratador mis primeros 16 años de vida, y aunque el pasado es pasado, a mí me han quedado muchas secuelas, y no he podido superarlo.

Por ese motivo, para mí hoy es un día de lucha. Hoy quiero apoyar a todos esos niños que, o lo han vivido, o tienen la mala suerte de estar aún en esa situación. Todas las reivindicaciones que se hacen el día de hoy son hacia la mujer maltratada (y lo apoyo), pero la mía personal es hacia los hijos, que también sufrimos, y somos los grandes olvidados.

Uno de los objetivos que me puse este curso fue dejar el pasado atrás (aunque no sé puede dejar atrás algo que no se recuerda (ese es otro tema del que os hablaré más adelante)). Centrándome en la persona que soy ahora, tengo muchas secuelas. Vive en mi interior una niña pequeña asustada, que sale más veces de lo que me gustaría. Tengo dificultades para relacionarme y expresar lo que siento. Hay más cosas, pero no todo se puede contar. Llevo con medicación desde los 18 años. Han pasado cosas que prefiero no mencionar, pero que demuestran que no siempre puedo tirar hacia delante, porque hay un hilo invisible que me agarra con fuerza y no me deja prosperar. No busco compasión, como creen algunas personas, sino ayuda para salir adelante.
Quiero dejar de tener miedo, que esconderme debajo de mi cama (ahora en sentido metafórico) no sea mi reacción ante todo aquello que no puedo controlar. Quiero ser una persona emocionalmente sana. Quiero saber expresar lo que siento, llorar cuando lo necesite, y reír el resto del tiempo. Quiero madurar, quiero encontrar a alguien, quiero acabar mis estudios y encontrar un trabajo. Quiero ser capaz de ver lo que valgo, sin infravalorarme. Quiero que "esa voz" (lo pongo entre comillas porque no escucho voces realmente) deje de decirme "Eres una mierda, no vales para nada, nadie te quiere". Quiero ser una persona normal.

También quiero recordar. Recordar para poder curar la herida. No lo sabéis, pero sufro amnesia disociativa. Es un tipo de amnesia que se da cuando sufrimos un trauma, y olvidamos lo que ocurrió durante el mismo. He perdido 16 años de mi vida, de los cuales solo tengo pequeñas trazas de recuerdos (sensaciones y poco más). De esos 16 años, casi todo lo que "recuerdo" es porque me lo han contado.

Me desnudo ante vosotros porque es la única forma que tengo de reivindicar que nosotros, los hijos de mujeres maltratadas, también sufrimos (y mucho). Cargamos con nuestros problemas, con el miedo, y al mismo tiempo, queremos proteger a nuestra madre. Es muy duro para mí escribir esto hoy, pero siento que tengo que hacerlo. Ojala todos estos hijos sean ayudados, reciban la ayuda que yo misma necesito.

Los hijos de un padre maltratador crecen creyendo que todo lo que ocurre a su alrededor es normal. Muchos chicos acabarán reproduciendo el comportamiento de su padre y muchas chicas el de su madre. Chicos agresivos y chicas sumisas. Yo fui el chico agresivo. En mi caso, yo aprendí a pegar cuando me enfadaba. Me costó mucho dejar de hacerlo, y sin ayuda. Aún hoy me cuesta controlar esa ira que llevo dentro.

Nos queda mucho por luchar, pero quiero que este día no sólo sirva para pensar en las mujeres maltratadas, sino también en los grandes olvidados, sus hijos.

Un besazo enorme y gracias por leerme!! :)

Image and video hosting by TinyPic

jueves, 13 de septiembre de 2018

Descubriendo a la Gatita Presumida

Hola!

Siento andar desaparecida sin dar explicación. No se me dan bien los cambios, y al centrarme en el ejercicio físico, me he olvidado de todo lo demás.

Me gustaría hacer una serie de entradas para que me conozcáis mejor en mi blog personal: Mi Rincón en un Claro de Luna. Las voy a titular “Conociendo a la Gatita presumida”, ya que es como muchos me conocéis.

El tema que quiero tratar hoy es delicado y difícil para mí, pero quiero dar el paso y contarlo.

Hola, soy Julia, y tengo ansiedad. Vale, esto no es una reunión de alcohólicos anónimos. Pero sí que es cierto que padezco ansiedad desde hace años. Y es un problema al que quiero darle visibilidad, porque seguramente todos conocemos a alguien en esta situación, pero no sabemos lo que siente. Además, muchas personas que padecen trastornos de ansiedad lo ocultan a toda costa (yo la primera) y quiero que dejemos de avergonzarnos de lo que, al fin y al cabo, es una enfermedad más.
No os puedo decir mi diagnóstico particular, porque yo misma lo desconozco. Odio la mala costumbre de los médicos (al menos los míos) de no dar los diagnósticos. A mí me gusta ponerle nombre a las cosas. Lo que sí sé es, por varias psicólogas, que tengo estrés post traumático. También fobia social y ansiedad en general. En el caso del estrés post traumático, como su nombre indica, se ha producido por un trauma. En mi caso concreto en la infancia (profundizaré un poquillo en próximas entradas de esta sección). La fobia social es el miedo a estar con gente. Y no todos los casos son iguales. En el mío, hay días que puedo hablar con cualquier persona sin problemas, y otros que me agobio mucho y tengo que huir. Y por último, la gran predominante, la ansiedad. Ahora me diréis que todo esto son trastornos de ansiedad. Sí, lo sé. Pero aún hay más ansiedad dando por saco.
Para que me entendáis un poco mejor, soy una montaña rusa emocionalmente hablando. Es decir, ahora estoy bien y en media hora, por la más mínima tontería (a veces ni yo sé por qué), ya estoy agobiada. Se puede manifestar de dos maneras (os hablo de mi caso particular): siento el agobio y la ansiedad, pero solamente yo soy consciente de ello (es lo que me pasa la mayoría de las veces), o me da un ataque de ansiedad, en cuyo caso, rompo a llorar, respiro muy rápido y siento la necesidad de huir.

¿Cómo es mi día a día? Bastante normal. Con picos de ansiedad (de la que solo yo noto). Por suerte, cada vez tengo menos ataques (¡bien!). Tomo mucha medicación para controlar mi estado de ánimo (esa que hasta yo a veces dudo que haga algo, pero es la que hace que hoy sea como soy y no esté mucho peor). Vosotros no lo sabéis, pero he llegado a estar fatal, con varios ataques en el mismo día, e incluso tuve que renunciar a seguir mis estudios de laboratorio por culpa de esta maldita enfermedad. Cuando la gente critica mi medicación, e incluso me dicen que me atonta y que no la necesito, suelo responder lo siguiente: “Una persona se rompe una pierna y le dan calmantes. No le vas a decir que no se los tome, puesto que le duele mucho. Pues en el caso de la ansiedad es igual, yo no estaría así si no me estuviera medicando”. Es cierto que la medicación no es una varita mágica. En el caso del dolor, te tomas un calmante y se te pasa, pero con la ansiedad no funciona así. Por ello, también voy a terapia con una psicóloga. Ir a una psiquiatra y a una psicóloga no es motivo de vergüenza. Ni de debilidad. Ni es de gente “loca”. Es querer combatir una enfermedad (porque eso es lo que es la ansiedad).

La psicóloga habla conmigo, tratamos temas bastante difíciles (hay días que salgo llorando de la consulta, así que ese mito de que te dicen lo que quieres oír os lo acabo de derribar de un plumazo), pero necesarios para poder avanzar. Es difícil dar con el profesional adecuado para ti. He pasado por tres psicólogas antes de encontrar a esta, con la que reconozco que estoy avanzando muchísimo.
¿Por qué os cuento todo esto? Por dos motivos: el primero, dar visibilidad a las enfermedades mentales, esas grandes desconocidas, pero que muchos padecemos (incluso sin saberlo). El segundo, que me conozcáis un poco mejor y sepáis que no es fácil para mí ser estudiante o llevar un blog, sin embargo, me gusta intentarlo. Quienes me seguís por Instagram, sabéis que me dieron una matrícula (como las de coche) con mi nombre por sacar más de un 9,5 de media este curso, algo que hace unos años sería impensable, y de lo que me siento tremendamente orgullosa. Voy pasito a pasito, pero sé que algún día llegaré a ser quién yo quiero ser.


Esta entrada forma parte de una nueva sección llamada Descubriendo a la Gatita Presumida. Pronto os contaré más cosas sobre mí.


Espero que no se os haya hecho muy larga, pero tenía que contarlo. Creedme, me siento mejor conmigo misma.

Un besazo enorme y gracias por leerme!! :)

Image and video hosting by TinyPic
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...